De la censura de escuela de varilleros a sus alumnos o de Fernando VII a Suno

País de tradiciones

En esta piel de toro cuna del castellano y del flamenco tenemos muchas tradiciones importantes que han perdurado a través de los siglos, somos un país de guerrilleros e inconformistas desde la época de Viriato, y los poderosos y sus adláteres se las han visto y se las han deseado para mantener su estatus de intocables y un cierto orden que sirva a sus intereses y mantenga sus felonías y sus mamandurrias alejadas del cabreo general. Y es que, especialmente en este país, provocar chispas en el pinar termina como Medina del Campo en 1520 y con la población dando espadazos contra el tirano.

Esa censura tan nuestra

Escena de la Inquisición (1814-1816)

No se le ocurrió otra cosa a la corte de poderosos que implantar una herramienta eficaz para mantener las lenguas dormidas y el seso en tenso barbecho. Ese invento se llamaba censura y pretendía conseguir lo que no conseguía la justicia por no tener razón ni equilibrio. Pretendía mantener el espíritu dormido rompiendo la propagación verbal de las injusticias entre la población necesitada de soluciones. Así, durante siglos, la censura, echando mano de mecanismos de fuerza, en ocasiones brutal, como la inquisición, o en dias más recientes pero no más afortunados el Ministerio de Información y Turismo, de ingrato recuerdo, que cercenó hasta la brutalidad cualquier atisbo de inconformismo, la censura, decimos, consiguió mantener las bocas calladas y el espíritu guerrillero hirviente pero con el caldero tapado.

Bueno, llegó la democracia y con ella la “curiosa” libertad de poder hablar mal de los que se fueron del poder pero no de los que se quedaron con él. El caso es que hasta en las actividades más corrientes trata la censura de matar guerrilleros.

En cuanto uno saca la cabeza por la ventanilla para respirar le cagan en la frente, para que vuelva adentro a quejarse en la intimidad y no revolucione el patio de vecinos.

La censura y los alumnos varilleros

Y todo esto, ¿qué tiene que ver con los artesanos varilleros? Pues puede ser una de dos, o se me ha ido la chaveta de leer como al varillero Don Quijote o, a lo mejor, es la dos, que algunos gurús de medio pelo del sector que imparten formación online sin clases presenciales, riéndose de los alumnos, quieren perpetuarse y utilizan también la puñetera censura para sus oscuros intereses.

Pero a este caso sirve puntualizar que ni la escuela de varilleros de Clivillé es la monarquía imperial de Carlos V ni, por supuesto, va a dejar nadie que herede los protocolos del Ministerio de Información y Turismo. Vamos, que ni va a quemar Medina ni va a callar a los que están denunciando sus malas artes dentro y fuera de la escuela. Que este individuo y sus satélites borren cualquier comentario que se salga de alabarle y glorificarle, a modo de meme de Fernando VII, no va a conseguir poner la tapa al fervor guerrillero de los compañeros sacabollos.

Reproducimos vuestras quejas

Y como allí lo borra todo, los compañeros a modo de pasquín anticensura nos lo envían y aquí lo reproducimos, porque para chulo chulo, nuestro pirulo y nuestras varillas.

¿No quieres quejas?, pues toma collejas.

Así que, aprovecho para desear a todos los compañeros libertad y justicia.

¡Nos vemos en las campas!

Y, a continuación, copio y pego lo que me han enviado los compis del último acto de censura y abro hilo en el foro de denuncias.

Como muestra solo un botón. A ver qué opináis de esto:

 

EscuelaVarilleros hace 14 minutos

Hola… Espero que todo bien.

Como sabes, tenemos unas normas de comunidad en las que expresamos que este espacio es para ayudarnos y para motivarnos. La Escuela se reserva el derecho a eliminar los comentarios que no relacionados con este punto tal y como se indica en las normas de la comunidad.

Si tienes cualquier problema, sugerencia de mejora, lo que sea en lo que podamos ayudarte, no dudes en escribirnos por aquí por privado o un email a hola@escuelavarilleros.com. Siempre os escuchamos en este sentido y queremos seguir haciéndolo.

Un abrazo.

Tú ahora mismo (el alumno)

“Buenos dias, ¿qué parte del mensaje puesto en la comunidad no es para ayudarnos? A ver analicemos el mensaje

PARTE PRIMERA: AGRADECIMIENTO A ESCUELA VARILLEROS EN ESPECIAL A SISCO Y FAMILIA ¿qué parte es dañina y por qué se censura?

PARTE SEGUNDA: salen varilleros de debajo de la piedras para impartir cursos presenciales a 2000 euros un mes entero, si consideras que eso no es ayudar a los compañeros ya me explicaras que es,

Parte Tercera: los varilleros quieren de una vez por todas enseñar el oficio que tantos años llevan escondiendo para quedarse el trozo de pastel, se han dado cuenta que hay un negocio detrás de todo esto y también quieren llevarse su pastel, yo no le veo nada de malo tu hiciste lo mismo y para ti es bueno, ¿Por qué para los demás no lo es ? Ahhhh quieres el pastel para ti solitooo, entiendo maestro entiendo, pues se te a acabado del chollo amigo, te dije que nos veríamos las caras y nos las veremos. Un abrazo muy apretao de esos que casi duelen”

3 thoughts on “De la censura de escuela de varilleros a sus alumnos o de Fernando VII a Suno

  1. Me parece un articulo genial, y mas genial aun que se cuelguen aqui todas y cada una de kas censuras que el suno nos haga, yo me voy a encargar directamente de colgar en actividad la gran idea de Adrian que colaborando sugirio que le indicaramos al suno que todo lo que nos censura alli lo publicaremos aqui, adelanteeeee esto marcha,

  2. Que respuesta más apropiada, a eso le llamamos en América !. Que mame y que tome de su propia medicina..!! Jajajajaja un abrazo mi gente.. muy bueno Xavi.☺️☺️👌👌👍👍

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

QUE NO TE ENGAÑEN 💲. Realidad del mundo varillero 🚗. Entrevista a Xavi Centelles 🙂.

«NO TE DEJES ENGAÑAR. INFÓRMATE BIEN ANTES DE HACER CURSOS DE VARILLERO» Entrevista a Xavi Centelles, varillero de Manresa y amigo de Mundo Varillero. Xavi nos cuenta su visión del sector y recomienda unas cuantas pautas a todos aquellos que quieren acercarse a este oficio artesano.